¿Es eficaz el uso de aves rapaces para controlar plagas en ciudades?

En este blog hemos hablado en más de una ocasión de proyectos piloto para controlar plagas en ciudades utilizando para ello aves rapaces. Estos proyectos, a medida que van avanzando, van ofreciendo resultados positivos y también algunos negativos.

Entre los positivos está el hecho de que las aves rapaces han demostrado ser muy buenas controlando plagas, especialmente de roedores e incluso de otras aves, como las palomas. Los búhos o los autillos son perfectos para que los roedores que habitan en las amplias zonas verdes de algunas ciudades no acaben suponiendo un problema, mientras que los halcones son los más adecuados para tener a raya a las palomas.

El problema viene cuando, por ejemplo, la ciudad está demasiado cerca de un espacio aéreo y las aves de gran tamaño pueden acabar suponiendo un riesgo en estos espacios. Es el caso de los halcones, que han causado algunos conflictos en ciertas zonas de España.

Una alternativa muy eficaz

Por eso, hay quién está proponiendo una alternativa a estas prácticas. Mientras que defienden que en los grandes jardines y áreas verdes de ciudades haya búhos y similares, piensan que en el caso de los halcones la convivencia en las ciudades puede ser un poco más complicada. Por eso defienden que este tipo de aves se usen con un control.

Esto se ha hecho en algunas ciudades, en las que los expertos en cetrería se han encargado de organizar cacerías con sus halcones para controlar plagas de aves. Los halcones cumplirían con su función cuando fuera necesario, pero no estarían viviendo libres en la ciudad por lo que no serían un problema ni para el tráfico aéreo ni para los vecinos.

Y es que ya ha sucedido en Madrid que algunos halcones, en este caso por cuenta propia, han decidido anidar en el centro de la ciudad ocupando la terraza o las instalaciones de alguna vivienda. En estos casos, los vecinos han llamado al SEO/Birdlife quienes se encargaron no solo de las aves adultas, sino también de los polluelos que en algunos casos ya estaban creciendo en estos nidos.

Las aves rapaces han demostrado que pueden jugar un importante papel en las ciudades. Ahora hay que seguir trabajando para encontrar la mejor manera de que estos halcones puedan actuar dentro de nuestro entorno de una manera segura para ellos y también para las personas.


¿Quieres conocer a Huesos?

No, no nos referimos a la guapísima protagonista de la serie del mismo nombre, o Bones en el original. Aquí siempre nos referimos a las aves rapaces, las protagonistas de nuestra página. Y Huesos es un ejemplar de quebrantahuesos que vive en el conocido como el zoo más pequeño de Aragón: el zoo del Eco Museo de Aínsa.

Os contamos su historia. Huesos es un macho joven, poco más de dos años y medio de edad. De polluelo sufrió malaria aviar, por lo que fue tratado por humanos para poder curarse. Y consiguió salir adelante, pero esto le dejó una impronta que le llevó a identificar a los humanos como su especie, no reconociendo a la propia.

Foto extraida de www.heraldo.es

Este problema ha impedido que Huesos pueda ser devuelto a la libertad, por lo que fue cedido por el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca del Gobierno de Aragón a este centro de recuperación. Aquí nunca pensaron en que fueran a tener un quebrantahuesos, ya que cuando un ave de este tipo es tratada, el objetivo principal es devolverla a su hábitat natural.

Actualmente, Huesos vive en una jaula de 85 metros y es toda una estrella ya que es uno de los pocos quebrantahuesos que viven en cautividad y que, por tanto, pueden verse de cerca. El lugar solo cuenta con seis aves rapaces incluido nuestro curioso protagonista. Todas ellas son ejemplares irrecuperables, es decir, que no podrían vivir en libertad por diferentes motivos.

Un espacio muy respetuoso

Cuando la gente acude a visitar a Huesos y al resto de aves rapaces lo hace respetando al máximo su entorno y su tranquilidad. Para eso, se ha creado un túnel de observación por el que los visitantes pueden pasar y ver a las aves a través de cristales espejados. Esto evita que se estresen con la presencia de tantos desconocidos.

Además de la parte de zoológico este espacio también alberga el Pirineos Bird Centener, un programa destinado a dar a conocer a las aves de la zona, el Sobrarbe. En estos cielos se pueden ver una gran variedad de aves rapaces, especialmente los ejemplares de aves carroñeras que se alimentan en los comederos que se crean gracias a la abundancia de ganado extensivo en la zona.

¡Ah! Y por su alguno todavía duda de que Huesos viva como un rey, nos queda añadir que el zoo está situado en el castillo de Aínsa.


La Alhambra de Granada, todavía más hermosa

La belleza de la Alhambra de Granada y del Generalife va mucho más allá de sus innegables valores históricos y arquitectónicos. El imponente edificio se haya rodeado de un bosque con una gran diversidad de especies animales y vegetales. Ahora, todo este patrimonio se verá incrementado gracias a la presencia, nuevamente de los autillos.


Los autillos son el ave rapaz más pequeña que hay en la península y fueron habitantes de ese entorno hasta hace pocos años, cuando debido a la acción el hombre desaparecieron de la zona. Ahora, se quiere que regresen y para eso, se ha buscado la manera de facilitarles las cosas a estas hermosas aves.


Creación de nidos respetuosos con el medio ambiente


El Patronato de la Alhambra y el Generalife ha anunciado la instalación de 22 cajas nido artificiales para que puedan habitarlas los autillos. Están especialmente pensadas para estas aves y otras similares, como el cárabo.


Lo más singular de estos nidos es que están realizados con cemento de madera, un material totalmente respetuoso con el medio ambiente. Además, este material garantiza que los nidos puedan resistir perfectamente a la intemperie siendo un refugio perfecto para estas aves, que podrían criar allí a sus polluelos. Estos se convertirían en las nuevas generaciones de habitantes del entorno monumental, volviendo a recorrer sus cielos como antaño.


Ya han llegado los primeros habitantes


La mejor noticia que se puede dar al respecto es que los nidos ya han comenzado a ser habitados. Dos por autillos y dos por cárabos, aunque estos últimos no se sabe cuánto se quedarán ya que es una especie a la que le gusta moverse y cambiar de nido cada cierto tiempo.


En declaraciones a la prensa, el Patronato ha indicado «tiene la necesidad de velar por la conservación de todos los valores culturales que atesora» y que «La naturaleza cohesiona valores como el patrimonio, el paisaje, o la biodiversidad en una propuesta integral de protección y conservación»


Esperemos que estos solo hayan sido la avanzadilla y que pronto estas aves rapaces vuelvan a formar parte de uno de los paisajes más bellos de toda España y que es además uno de los más visitados de toda Europa.


Un avance que, además de cuidar los edificios históricos, también se cuide el entorno en el que están situados y la biodiversidad del mismo.

La verdadera historia del cóndor que abrazaba a su salvador

Vivimos una época en la que todo vale para conseguir un clic y una visita. Y uno de los últimos ejemplos lo hemos visto en una historia que se hizo viral. Se trata de un vídeo en el que se podía ver a un cóndor que aterrizaba con las alas abiertas y parecía abrazar a un hombre.

Las imágenes venían acompañadas por un texto en el que se contaban una historia muy conmovedora. Se decía que el pájaro había resultado herido y el hombre lo había curado en un refugio para aves.

A partir de ahí, el ave había sido liberada pero bajaba para abrazar al hombre que lo había ayudado, dando así a entender una preciosa historia de amistad entre el hombre y el cóndor. Una historia en la que el ave tenía la capacidad de abrazar a la persona como gesto de agradecimiento.

Pero la realidad de las imágenes tenía poco que ver con lo que nos contaban. Y el protagonista humano ha tenido que salir al paso y contar lo que realmente ocurría ya que incluso fue acusado en algunas páginas de "entrenar" al pájaro para que se comportara de esa manera tan poco natural.

El hombre ha explicado que efectivamente se encarga de rehabilitar aves para volver a soltarlas en sus espacios naturales. Entre estas aves están algunos cóndores que una vez que pueden valerse por sí mismos viven durante un tiempo al menos en jaulas que crean cerca de las instalaciones para poder llevar un control.

El cóndor de las imágenes era un ejemplar muy joven, a pesar de su tamaño, que acababa de ser recogido hacía poco y tratado. El vídeo se corresponde con uno de sus primeros vuelos durante el proceso de rehabilitación.

Las alas extendidas del animal no son una forma de abrazar a nadie, tan solo es la manera torque que el ave tiene de aterrizar, ya que todavía no sabía manejarse bien en el aire y aleteaba un poco descontroladamente.

Una explicación muy lógica y clara sobre qué había ocurrido. Pero quién informó se ciñó a la que parece ser la nueva máxima del periodismo: no dejes que la realidad te arruine una buena historia. Así que todo por los clics y la lágrima fácil, inventando una historia que no tardó en convertirse en viral y extenderse por todo el mundo.

Ecuador celebra el día del cóndor

En Ecuador se celebra cada año el día del cóndor. La celebración tiene lugar el siete de julio y hace honor a esta ave que se ha convertido en todo un símbolo de la cordillera andina y que, por desgracia, se encuentra actualmente en peligro de extinción.

Tan escasos son que se calcula que en todo el país no quedan más de un centenar de estas aves, las cuales tratan de registrarse en su totalidad y de vigilarse mediante monitores siempre que sea posible para controlar sus avances. Incluso se está actuando de manera directa, proporcionándoles alimentos suplementarios si ven que falta la caza para que puedan subsistir y procrear.

Debido a esta celebración, se está tratando de implicar a los colegios para que realicen diferentes actividades, como concursos de dibujo o actos especiales. Se trata de dar a conocer a todos los niños de Ecuador la importancia de esta ave y concienciarlos de que hay que luchar para que no se extinga.

También se están realizando en todo el país diferentes conferencias y charlas para que todo el mundo pueda conocer la situación actual de esta ave, que solía verse por los cielos ecuatorianos con facilidad a principios de este mismo siglo, y qué pueden hacer para evitar que en pocos años pueda verse relegada a las imágenes de los libros.

Se calcula que al ritmo que van las cosas, en veinte años podría no haber más cóndores en libertad si no se comienza ya mismo a tomar medidas muy urgentes para respetar los pocos lugares en los que pueden vivir y favorecer su reproducción.

Al igual que sucede en España y en otros países, el problema del cóndor está en la destrucción de su hábitat por parte del hombre, así como en la eliminación de muchas de las especies que les servían de alimento. Al faltarles comida y espacios en los que cazar y construir sus nidos, los cóndores no pueden reproducirse y mueren.

El problema de las aves rapaces no es exclusivo de España ni de Europa. Como vemos, por desgracia es un problema generalizado. Si no se pone remedio pronto con medidas radicales en pocos años nuestros hijos o nietos no podrán disfrutar de una gran cantidad de especies que actualmente pueblan la tierra.

Y no será, como algunos afirman, un problema de evolución sino de incapacidad humana para convivir con otras especies

¿Sabías que el halcón peregrino casi se extingue en los setenta?

El halcón peregrino es probablemente una de las aves rapaces más unidas al hombre por diferentes lazos. Utilizamos a los halcones para acabar con plagas de otros pájaros y los amaestramos como compañeros para la caza o por el simple placer de poseer a un animal tan increíble, capaz de lanzarse contra sus presas a una velocidad de trescientos kilómetros a la hora.

Sin embargo, esta relación tan maravillosa entre humanos y ave estuvo a punto de truncarse en los años setenta, debido al uso de pesticidas basados en el DDT (dicloro difenil tricloroetano). Este producto se utilizaba en todos los pesticidas e insecticidas de la época, considerándose muy eficaz y seguro.

Pero pronto comenzaron a aparecer los primeros efectos secundarios y el primero de ellos tuvo que ver con los halcones peregrinos, que demostraron ser especialmente sensibles a esta sustancia. Su población comenzó a caer en picado en aquellos lugares en los que se utilizaba esta sustancia.

Pronto se vio que los halcones peregrinos no eran las únicas víctimas y se llegaron a presentar estudios que defendían que si no se dejaban de utilizar estos productos, en pocos años no quedarían pájaros en el planeta tierra.

Por desgracia, no fue hasta que se demostró que el DDT penetraba en la cadena alimenticia y podía afectar al hombre que se prohibió su uso. Para entonces, muchos miles de aves habían muerto ya en todos los lugares en los que se utilizaban estos pesticidas.

La parte buena de todo esto es que hoy es ilegal su uso y ya no se fabrican pesticidas que lo contienen. Y que gracia a esto se controla mucho más qué sustancias se utilizan para la fabricación de estos productos.

También es positivo el hecho de que se parara a tiempo su utilización y que hoy por hoy sea posible decir que los halcones se han recuperado y que sus poblaciones continúan estables en la mayor parte de los lugares.

Esto no es una victoria total, ya que estas aves, al igual que otras rapaces, continúan muy amenazadas por la acción del hombre, por ejemplo los tendidos eléctricos que atraviesan los campos en los que cazan o la captura ilegal de sus crías para el contrabando internacional.

Este último terreno es donde más se está trabajando últimamente para evitar que se comercie con los polluelos y se roben los nidos.

Inicio← Publicaciones mas antiguas